lunes, 30 de noviembre de 2009

"Mi Dios no es mejor que el tuyo...es distinto"

[Escucharlo llorar por las noches nunca me hizo bien, pero sé que me ayudó a crecer y a comprender algunas cosas...lamento no entender tu dolor, pero _de una manera egoísta e insensible, ya sé_ me alegro de haber sabido guardar distancia...]

"Dicen que no me escuchas, pero voy a intentarlo de todos modos. Estoy seguro de que aún puedes oír aunque no sea del todo.

Según los seres de azúl _¿o es celeste?_, ya es tiempo de que te deje ir...pero estoy seguro de que esos hombres no entienden nuestra situación, ¿o sí?

No deberías haberte ido, en primera instancia... ¿no la pasábamos bien juntos? No teníamos plata ni un futuro académico, pero éramos felices... ¿Israel? Eso de verdad estaba fuera de nuestro alcance...

En segunda instancia... ¿la guerra? ¿Perdiste la razón? Además, ¿ese tipo de guerras? Ya sé que todas son malas...pero, ¡¿esa?! Sé que somos primos y que nada podrá hacer que por nuestras venas no corra la misma sangre, pero te aseguro que el tú que yo conocí nada tiene que ver con conflictos bélicos... ¡Y lo dice alguien que ha vivido contigo hasta odiarte! Odiarte desde un punto de vista no figurativo...

La tercera instancia, me imagino la conocerás... ¿Religiones? ¿Abandonarme por la religión de tus pares? Ni siquiera era la tuya... Alejarte miles de kilómetros para ir a hacer poses frente a miles de hipócritas... ¡Nadando entre hipocrecía! Y ayer también tú lo creías...

En fin...lamento lo que hayas visto, imagino que fue un infierno... ¿ejércitos luciferinos? ¿Y qué creías que eran los ejércitos? Están preparados para matar y, tú lo has dicho, eso, si es obra de algún inmortal, adjudicadlo a Lucifer, príncipe de todo mal.



Sin más preámbulos, por temor a que realmente, en algún momento, dejes de oír por completo, me limito a despedirme... Lo que tuvimos nunca fue mucho...a veces, ni jabón lográbamos comprar _armando motos no se gana tanto como se debería_, pero te aseguro que los años que compartimos parecen ser mejor que los que vivo ahora, que el jabón y la comida me sobran..

Salud, primo...y dejando atrás lo vivido, te saludo como si fuera un día normal...y me flagela no haber podido hacer algo más..."



La muerte no nos roba los seres amados.
Al contrario, nos los guarda
y nos los inmortaliza en el recuerdo.
La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.

A menudo el sepulcro encierra, sin saberlo,
dos corazones en un mismo ataúd.
Texto por Poyo Skalari

1 comentario:

Sugaru dijo...

Posheeeeeeeeeena ueue(?
conchuda, dejaste abandonado al pobre ANOTHER STATE OF MIND(?
me re cabe tu blog pajera ;D es muy sabiondo y profundo <3
Y el banner riot la rulea wachina ueue
mñn salee mates ;D
saguimos por emememe
la SUGAAAR