martes, 30 de marzo de 2010

¿Por qué tan dura y misteriosa es la búsqueda del valle embrujado de los buenos augurios?


Y entonces se abrió la puerta.

Por lo general, durante 70 años, lo levantaba la ruidosa alarma del reloj despertador, pero esa mañana una melodía se metía por todos los rincones y desahuciaba hasta al más tranquilo. Sonaba como un violín estrellándose con una cultura ajena, tal vez con la búlgara, croata o griega...estaba seguro de que era balcánica.

Se acercó a la televisión...estaba apagada y también la radio. De hecho, la música tenía la misma intensidad en todas las partes de la casa...como si tuviera anexado a su oído un parlante.

El violín, sonando violento, daba la sensación de contar una historia...la más triste y pasional que había existido. Él sabía que se trataba de una historia vieja, de 1700 o 1800...en la Rusia zarista... ¿o en la Península Balcánica? No está seguro, el violín no lo deja pensar...a veces, hasta cree que podría ser húngara. En la historia, el bueno muere, claro. La vieja y nueva historia del mundo.

Él camina unos pasos. Pretende llegar a la habitación. ¿El violín está adentro de su cabeza? Tal vez hasta son dos violines. No lo sabe, él nunca tuvo vocación por el arte y menos oído. Encima la música estallaba en su cabeza...sus oídos no tenían poder sobre nada.

Se sentó en la cama. Teme por que alguna cuerda del violín se desgarre y termine lastimando alguna parte de su querida mente... Y entonces el violín empieza a sonar más fuerte.

Y, en un lapso de cinco segundo _no más_, sabe que no son dos violines, sino que es uno. Además sabe que es uno eléctrico y que cuenta con cinco cuerdas de metal. Sabe que el arco está hecho de crines de caballo y que éste es de madera y tiene algunos detalles en metal. Está seguro, además, de que el violín es rojo y sabe, por sobre todas las cosas, que esa música es la mejor que ha oído y, probablemente, se haya compuesto.

Se recuesta relajado sobre el piso. Sentía que no debía acostarse en la cama entonces. Piensa en la música, en el arte...no puede pensar en otra cosa, ¡el violín es el imperio de su conciencia! Ha avanzado por toda su cabeza y sabe que no va a dejarlo ir ni él tampoco a ella.

Cierra los ojos. Cree que haciéndolo valorará mejor la música...el violín descarado que resuena ya en todas las partes de su cuerpo.

Su mano tiembla al compás del arco del violinista que toca desinhibido en mentes ajenas. Se ha vuelto una condena sublime. El violín no se va a ir a ningún lado.

_La música es la voluptuosidad de la imaginación...

Dijo, pero no dijo más.



"En la música, todos los sentimientos
vuelven a su estado puro y el mundo no es
sino música hecha realidad."

Arthur Schopenhauer

Texto por Poyo Skalari

7 comentarios:

The Roland dijo...

Screaming Headless Torsos


escuchala poyo, escucha la banda esa.. esa, la de arriba.. la q escribi arriba...
no lei todo el escrito esta vez. prometo leerlo y darte una devolucion.

Tore dijo...

la verdad pura está en el arte... lástima que se esconde tan bien.

un gusto volver a leerte, después de tanto...

micky machibuse, dijo...

el arte es todo un misterio jaja.
Gracias un beso che ♥

Micaela Espíndola dijo...

Tu lista de reproducción en tu blog, me da alegria loco, alice in chains ♥, jaja, y no creo ser fan de la vela puerca, pero que me encanta es verdad, jaja.El día que los valla a ver, voy a ser una persona muy feliz (?) xD
jaja, besito che (:

Fresh dijo...

HERMOSISIMO♥ ok, si alguna vez voy para Neuquen me paso por sus fiestas que parecen ser lo que busco♥ Ahh si, el tema es dee La Vela♥, lo amço. Que andes bien, besos.

Nicolás Cejas dijo...

uuu qe buen texto poyo,me gusto el final :) saludete y qe andes re bien :) beso ♥

Melissa! dijo...

Si, igual es gracioso, por que mientras vos escribís todo como a vos te sale y eso, el otro boludo que no tiene personalidad se gasta pensando en QUÉ ESTARÍA ESCRIBIENDO YO, pero bueno, encima, como si escribiera cosas tan geniales, osea JAJA. Igual si me robara textos así como los tuyos me enojaría más D:
Un besito ♥