lunes, 17 de octubre de 2011

Gracias, hombre de colores


Ni la opción capilar, ni el viento norte. Estoy cansada de esos advenimientos y de lo lejos que queda la primavera. Octubre, ya no mientas, no coloreás nada. Viejos tiempos fuera... ¿nuevos tiempos? Pero sin bohemia, bobbys y snobs... ¡Todavía espero el color! No sólo el verde...no más hipocrecía occidental




El color es mi obsesión diaria, la alegría y el tormento

¿Y si ya nunca más lo encuentro? Maldita, maldita crisis

Vuelvan a mí colores, ya no quiero bobbys, encuentro tediosa la falsa bohemia.
Es uno de esos días en que agradezco al Leteo por no borrar del todo a la India. ¿Necesito la India?


Ya estoy fuera

4 comentarios:

Espíndola dijo...

oh mujer, hoy tuve uan conversación sobre el amarillo, oh, debe ser el amarillo.
Que locura, adios poyo (:

ėfėdėfėdė dijo...

y volviste poyito!
esto de pintarse, es como un día festivo indú no? algo así tenía entendido. color es vida.

Espíndola dijo...

las agujas del reloj son todo un tema.

Fresh dijo...

El color es mi obsesión diaria, la alegría & el tormento.

Que lindo leer esto & la foto, genial. Que andes bien che, beso:).