sábado, 11 de septiembre de 2010

11 de septiembre, verdadero terrorismo yanqui


Es impresionante cómo la mayoría de la gente se acuerda del 11 de septiembre como el día en que se caen las torres gemelas _las tiran unos árabes, "OBVIO"_. ¿Se da cuenta esa gente de la constante bajada de ideología anti-orientalista yanqui? No sé...pero nadie se acuerda del 11 de septiembre como el día en que EE.UU. introduce su feroz puño en América Latina para no volver a sacarlo jamás. El eterno genocidio latinoamericano...



Mi diminuto tributo a Allende...mi intratable desprecio a Pinochet...
La experiencia le enseñó demasiado tarde que no se puede cambiar un sistema desde el gobierno, sino desde el poder. Esa comprobación tardía debió ser la fuerza que lo impulsó a resistir hasta la muerte en los escombros en llamas de una casa que ni siquiera era la suya, una mansión sombría que un arquitecto italiano construyó para fábrica de dinero y terminó convertida en el refugio de un Presidente sin poder.

Carta de Pedro Miguel a Pinochet
Le deseo sinceramente un juicio justo, apegado a derecho y en la medida de lo posible, un calabozo limpio, cómodo y digno...
Ojala que nadie le golpee, General, que nadie lo humille... Que no le confisquen su casa ni su auto ni le destruyan su biblioteca... Que no le venden los ojos ni lo tiren el suelo para darle patadas y culetazos... Que no le cuelguen de los pulgares, ni le administren descargas eléctricas en los testículos, que no le arranquen la lengua, que no le hundan la cara en una pila de agua de vomito, ni lo asfixien metiéndole la cabeza en una bolsa de plástico, que no le revienten los globos oculares, que no quiebren los huesos de las manos, que no le introduzcan ratas hambrientas por el ano, que no le violen, ni lo mutilen, ni lo hagan volar a pedazos con una carga explosiva; que no disuelvan su entierro a macanazos, que no secuestren a sus hermanos ni les arranquen los pezones a sus hijas.
Es decir General, ojala que no le hagan nada de lo que sus subordinados hicieron, bajo sus ordenes directas y la responsabilidad de usted, a miles de chilenos y chilenas y a muchos otros ciudadanos de Argentina, de España, de Francia, de Alemania, de Suecia.
No, que le organicen un juicio justo y que le preparen una celda limpia y cómoda en la que pueda pasar sus últimos años sin padecer frio ni hambre.
No es nada personal. Es que si eso se consigue, General Augusto Pinochet Ugarte, la humanidad habrá dado un gran paso hacia el reencuentro consigo misma.

4 comentarios:

Tore dijo...

Excelente ese extracto hacia Pinochet.
Del 1109 qué se puede decir...una falacia prefabricada para controlar a los millones que se dejan controlar y para reprimir a esos pocos indomables que no logran apagar del todo. Recomiendo ampliamente un documental llamado Zeitgeist. Resistencia y dignidad

minotauro dijo...

pero creo que un dia de verdad vamos a acabar con todos esos.. los enemigos de la humanidad. se van a ir, poco a poco.

Nicolás Cejas dijo...

genial poyo,muy bueno recordar esto,ojala no tengamos esa clase de personas nunca mas,incluyendo gente que inventa escusas como la caida de las torres para invadir paises llenos de petroleo...un abrazo,que sigas bien :)

Valee dijo...

Exelente amigo lo tuyo.
Si queres pasate por mi blog, que tengo varias teorias muy muy similares a lo tuyo.

Pegense una vuelta si quieren.

Ahora, justamente, voy a escribir algo sobre el General Roca el "limpiador" de Argentina.

Voy a escribir MI verdad.. porfavot pasate ;)